Gallo pinto costarricense

martes, 12 de noviembre de 2013

Hoy traigo una entrada muy internacional. Me gusta mucho viajar y  de cada sitio que visito, procuro conocer su gastronomía. Suelo comprar productos típicos y hacer luego los platos en casa.

En el mes de marzo estuvimos de viaje por Costa Rica y aparte de quedar maravillada con este precioso país, me quedé prendada de su comida y en especial del famoso “gallo pinto”. Es el acompañamiento universal del país, con todo se como gallo pinto, para desayunar con huevos o tostadas, para comer o cenar con un buen filete o pescado. En todas sus variantes está delicioso.
Los ticos llaman gallo pinto a una mezcla de arroz con frijoles cocinado con salsa lizano, culantro y chile dulce, entre algunos de sus ingredientes. Se le llama Gallo Pinto porque cuando los frijoles y el arroz se juntan, el arroz adquiere el color de los frijoles y la mezcla se vuelve multi-color o de una apariencia salpicada de color. Usualmente los costarricenses usan frijoles negros, pero el plato tiene variaciones y muchos prefieren los frijoles rojos.

En España no se puede conseguir el culantro fresco, ni tampoco lo he podido conseguir deshidratado. No hay que confundir el culantro con el cilantro son dos plantas distintas.

La salsa lizano es una salsa inglesa, que compré en Costa Rica. La wikipedia dice que Lizano es una mezcla líquida de especias y vegetales de Costa Rica de marca registrada. Es semejante a la salsa Worcestershire, pero con ingredientes criollos y en proporciones al gusto costarricense. Es de color café, con un sabor entre ácido y dulce, y con un fuerte olor a especias. Fue desarrollada por la familia Lizano de Alajuela, y establecida en 1920, en las fábricas del barrio El Carmen en esa ciudad.
Actualmente es un producto de Unilever, y su receta es secreta. La Salsa Lizano se usa en muchas comidas en Costa Rica, ya sea durante la preparación de platillos, como el gallo pinto, o directamente sobre la comida como el tamal, así como se utiliza el Ketchup en otros países.



No se si se comercializará en España, pero seguro que la podéis conseguir por la red o en alguna tienda de productos latinos.

Después de la introducción, vamos a ponernos manos a la obra con la receta en cuestión.

Ingredientes

1 taza de frijoles cocidos del día anterior. Los míos eran rojos.
2 tazas de arroz blanco cocido del día anterior.
½ pimiento verde.
1 diente de ajo.
Una cucharada de mantequilla.
Caldo de fríjol (unos 50ml).
Media cebolla.
1 trocito de pimiento rojo. No hecho mucho porque a mi marido no le motiva mucho.
Salsa Lizano.

Preparación

Para cocer los fríjoles se han de poner en remojo la noche anterior. Los cocemos en olla Express con  agua, sal y una cebolla durante 45minutos-1 hora.

El arroz lavado (previamente para que eche parte del almidón) lo sofreímos con un poco de mantequilla durante 2 minutos, posteriormente añadimos el agua, un poco de sal y lo dejamos cocer durante 15 minutos aproximadamente. Una taza de arroz por dos de agua.
Sofreímos en una sartén con mantequilla, la cebolla, el ajo machacado y el pimiento hasta que empieza a dorarse .Añadimos el caldo de fríjol y dejamos que cueza un momento. Agregamos los fríjoles y el arroz y removemos bien. Dejamos un par de minutos. Agregamos un chorrito de salsa Lizano, dejamos un par de minutos más y listo.

A continuación un par de fotos del Parque Nacional de Cahuita, donde probamos nuestro primer gallo pinto :)